Internet MéxicoGoogle nos regala otro año con cookies. ¿Será momento de relajarnos o seguirnos preparando para este cambio?

Mariana Martinez1 mes atrás12513 min

Si bien el gigante Google ha querido despedirse de las cookies desde hace algún tiempo, tal parece que han vuelto a declinar la oferta para sus usuarios en todo el mundo y la misma será pospuesta nuevamente un año más.

¿Qué sabemos sobre el adiós de las cookies? Existe mucha tela que cortar aún, pero analicemos los avances en este sentido, por qué se vuelve a postergar su eliminación y cómo esta realidad afecta a los usuarios.

¿Cuándo van a desaparecer las cookies?

Mucho se ha hablado de la eliminación de las cookies de terceros de Google Chrome para el año de 2023. Sin embargo, el gigante tecnológico ha decidido posponer el cese definitivo por un año más, es decir para el 2024, al menos en apariencia.

El motivo principal para esta decisión es que, el sector informático ha pedido más tiempo para probar las nuevas tecnologías de Privacy Sandbox. Todo esto ha traído consigo a una serie de dudas entre los cibernautas profesionales y empresas del marketing digital, quienes han comenzado a hacer especulaciones al respecto.

Hasta ahora, lo único que sabemos con certeza es que se tratará de alternativas tendentes a hacer un cambio en la forma de actuación. Entonces, para buscar una alternativa, la apuesta para llenar el vacío que dejarán las famosas cookies de Google, ya es conocida como Privacy Sandbox.

Con esta nueva iniciativa, pretende crear un ecosistema próspero y respetuoso de los millones de usuarios que trabajan con Google y Google Chrome. El sistema de Privacy Sandbox se centra en realizar agrupaciones anónimas sin conocer en ningún momento la identidad del usuario.

El resultado es una fórmula igualmente válida para que todas las empresas puedan seguir dirigiendo su publicidad, mientras la persona mantiene a su privacidad y a sus datos ocultos en todo momento.

¿Posibilidades de eliminar las cookies en 2023?

Las declaraciones de Anthony Chávez, uno de los portavoces y vicepresidente de Privacy Sandbox son lapidarias en este sentido.

Comentó que “para el tercer trimestre de 2023, esperamos que las API de Privacy Sandbox se lancen y estén generalmente disponibles en Chrome. A medida que los desarrolladores adopten estas API, nuestra intención de comenzar a eliminar gradualmente las cookies de terceros en Chrome será una realidad en la segunda mitad de 2024”.

Por otro lado, según un análisis realizado por el portal marketingdirecto.com, se concluye que, este nuevo plazo propuesto por Google puede ser un indicador de que, la compañía considera que aún no existen empresas suficientes que hayan iniciado la transición hacia un modelo alternativo sin cookies.

Entendiendo a Google: cookies de terceros

En principio, las llamadas Google cookies de terceros conforman a una serie de archivos generados por las páginas en Internet que son visitadas por cualquier cibernauta.

Ellas recaban información de la navegación para hacer que su experiencia de recorrido por la súper autopista de la información sea mucho más sencilla y rápida.

A partir de las cookies, dichos sitios en línea pueden, por ejemplo, mantener el libre acceso del usuario a los mismos, recordar sus preferencias de búsqueda, pero, sobre todo, ofrecerle contenido importante de forma local.

Estas cookies en Google suelen ser empleadas con esta misión principal y específica de servir como recordatorios y optimizar la experiencia de la gente conectada en línea.

Sin embargo, esa información que “se guarda”, como puede ser el historial de navegación, por ejemplo, también puede ser utilizada por compañías de publicidad para aumentar sus ventas, o bien el tráfico a un sitio digital determinado. Las cookies sirven para una cosa u otra en función del tipo de la que hablemos.

Cómo activar o borrar las cookies de terceros en Chrome

 

Para habilitar cookies, o bien borrar cookies, existe un procedimiento para cada finalidad. Al utilizar una cuenta de Google en un navegador como Chrome o Safari, es necesario activarlas.

En este sentido, es muy importante que, al momento de recibir un mensaje o notificación que nos indique que las cookies están desactivadas, necesario es volver a activarlas para poder usar una cuenta de manera correcta, fácil y rápida.

Lo primero es abrir Chrome. Luego, pulsar el cursor en la esquina superior derecha, hacer clic en el apartado “Más”, para luego repetir dicha acción en “Privacidad y Seguridad” y, el resto, en “Configuración”.

En cambio, para borrar cookies, pulsamos en “Desactivar las cookies” y hacemos lo propio en la opción “Permitir que los sitios guarden y lean datos de cookies” en Google Chrome.

Google y las cookies: ¿aceptarlas o rechazarlas?

 

En vista de que, las cookies son el crisol donde se guardan todos los datos personales sobre los hábitos de búsqueda y preferencias del usuario, estos archivos pueden representar una amenaza para su seguridad, dado que es posible existan violaciones de algunos de estos datos, robos de información o, simplemente, generar publicidad no deseada.

Dicho esto, y, para evitar que ello ocurra, lo mejor es saber cuáles son los tipos de cookies que existen, cómo debe informarnos sobre su uso correcto, el sitio digital, cuáles son los requisitos para cumplir con la normativa de protección de datos, entre otras cosas.

Tipos de cookies

Existen varios tipos de cookies en función de una serie de categorías. Por un lado, y según la entidad que las gestione, podemos distinguir a las cookies propias, que son aquellas generadas por la propia página web y cuya función esencial es la de mejorar la experiencia de búsqueda y de navegación del usuario.

En tanto, las ya mencionadas cookies de terceros en Chrome, o cookies de terceros en Google, son las que se envían desde un equipo o dominio distinto al del sitio en línea visitado.

También, desde el punto de vista de su finalidad, las cookies en Google se pueden clasificar en cookies técnicas o, en otras palabras, aquellas que permiten al usuario la navegación a través de un sitio web o aplicación.

Estas cookies tienen como finalidad ejercer un control sobre el tráfico, sobre la comunicación de datos, el acceso aparte del que ya se encuentra restringido, etc. En definitiva, mejoran el funcionamiento de la página online.

Por su parte, las cookies de análisis o medición recogen información sobre el comportamiento de los usuarios, con la finalidad de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen.

Las de preferencias o personalización, permiten el acceso al servicio con determinadas características generales que le diferencien de otros usuarios. Por ejemplo, la geolocalización, el idioma, el tipo de navegador, etc.

Por último, tenemos a las cookies de publicidad comportamental, que son las encargadas de recabar a una serie de datos acerca del comportamiento de los usuarios mediante la observación de sus hábitos de navegación. De esta manera, pueden elaborar perfiles específicos para mostrar a cada usuario una publicidad en particular.

El destino de las cookies de Google

Conocer que sucederá en el corto plazo con las cookies de terceros en Google y su posible eliminación en 2023 ó 2024 parece ser aún muy pronto, pero sí podemos tener algo claro.

Definitivamente, ha llegado el momento de que los editores y emprendedores tecnológicos alrededor del planeta controlen su destino y den el paso desde la identidad basada en cookies a la identidad basada en individuos, en seres humanos de carne y hueso.

Mariana Martinez

¡Comenta!

Tu correo no será publicado. Los campos requeridos se encuentran marcados con un asterisco (*).